BUENAS PRÁCTICAS Y CUIDADOS ESPECIALES

Para algunos será obvio pero es inevitable mencionar lo siguiente:

No atascar el baño, para ello, no arrojes papel, algodón, elementos de higiene íntima, etc. ya que acabará atascando el WC y la empresa de chárter te penalizará con una importante “multa” por los daños ocasionados y retrasos para el chárter siguiente. El WC es un elemento importante abordo, seguiremos al pie de la letra las instrucciones sobre su uso y no dudaremos en llamar al patrón si no conseguimos “vaciar”, como norma general, nunca forzaremos el mecanismo ni tiraremos nada que no haya pasado previamente por el estómago.

Controle el consumo de agua, en un barco es escasa y muy preciada. Hay que ser comedidos en el consumo de agua dulce, es preferible consumir con moderación, que tener que entrar a puerto a repostar, una simple ducha creyendo que estás en tu casa termina con los tanques…y en el mar hay mucha agua… salada, vuestro patrón os enseñara como ahorrar agua.

Siempre usaremos agua mineral para beber y cocinar, dejando la de los depósitos para el aseo personal y la fregada.

No derroche electricidad ya que puede encontrarse con un problema en mitad de una calita frustrando sus días de vacaciones, no gaste completamente las baterías ya que suelen estropearse perdiendo su capacidad de recuperación. No dejaremos luces encendidas y recargaremos nuestros móviles en función de las indicaciones del patrón.

Fondee generosamente, el ancla no es suficiente para “sujetar” el velero, la cadena es fundamental y si tiene 50 mts de cadena en su barco o velero, ¿por qué fondear en la cala con 15 metros de cadena?

Cuide el velero como si fuese suyo, recuerde que en el check out, la empresa de chárter le descontará todos los daños ocasionados de su fianza.

No deje fondeado el velero ó catamarán sin dejar un responsable a bordo del barco, a nadie le gusta quedarse en el barco mientras el resto disfruta del desembarco pero cuando un barco pierde su tenedero casi siempre acaba en las rocas con pérdidas importantísimas y si tenemos en cuenta que la mayoría de los seguros no se responsabilizan de los siniestros sin tripulantes a bordo del barco, se puede encontrar siendo responsable de unos daños del velero importantísimos.

COMIDA A BORDO DEL VELERO

No te compliques las vacaciones con la cocina, son sólo unos días en velero y es preferible disfrutarlas, que pasarlas cocinando y fregando.

Hacer la compra de toda la semana, antes de zarpar con tu velero. Es más barato y más cómodo.

Unificar criterios en cuanto a marcas y clases de alimentos.

Comidas fáciles de preparar y que ensucien poco: pastas, ensaladas, fiambres, picoteo, etc…

Evitar productos perecederos (carnes y frutas de verano), y voluminosos (melones y sandías).

No comprar bebidas en envase de cristal, ni en tamaño de 2 litros. El agua mineral en botellas de 1.5 l. (calcular 2 litros / persona / día), y el resto de bebidas en latas de aluminio.

No olvidéis papel de cocina y de w.c., lavavajillas, bayetas, pinzas y si no queréis fregar, platos y vasos desechables.

VIDA EN CUBIERTA

No usaremos calzado con suela de goma negra y evitaremos subir a bordo de los veleros con calzado de calle, es recomendable usar playeras o similares en cubierta, para evitar golpes en los dedos, sobre todo al realizar maniobras.

Cuando vengamos de la playa, con arena en pies, toallas… la eliminaremos antes de entrar. Así mismo evitaremos entrar mojados al interior para prevenir posibles resbalones.

Por cubierta siempre nos desplazaremos manteniendo una mano en los guardamancebos o cualquier elemento fijo, como la jarcia, nunca nos sujetaremos de una escota o cualquier otro cabo.

También es importante cierto orden en cubierta, una ráfaga de viento puede hacer volar nuestras toallas, camisetas… y una ola inoportuna puede ahogar nuestro móvil.

Si usamos cremas protectoras, lo haremos siempre sobre una toalla, pues si no convertiremos la cubierta en una pista de patinaje.

Al entrar a puerto la cubierta debe estar lo más despejada posible para facilitar las maniobras de amarre y seguiremos las instrucciones del patrón.

VIDA EN EL INTERIOR

Un requisito indispensable en los veleros y catamaranes es el orden, tanto en el interior (efectos personales en espacios comunes, fregada por hacer…) como en cubierta (cremas, toallas, cámaras…).

En navegación es recomendable poner cada cosa en su sitio, para evitar caídas y roturas.

En la cocina hay que prestar una atención especial:
Nunca cocinaremos en bañador. Utilizaremos cazuelas altas para calentar líquidos. Avisaremos al “cocinero” si se aproxima una ola, aunque estemos en una cala tranquila (una moto de agua que pase cerca del barco, puede producir una ola suficiente, para derramar lo que estemos cocinando).

Nunca dejaremos nada en el fuego sin vigilancia.

CORTESÍA

Aunque tan solo sea por unos días vamos a ser marinos o al menos a intentarlo, y no está de más conocer algunas normas de conducta específica de los navegantes, sin olvidarnos de las terrestres, que se dan por sabidas.

La entrada a un puerto o cala es nuestra presentación en sociedad, una maniobra correcta, serena y sobre todo sin gritos, nos convertirá en auténticos profesionales.

En caso de abarloarnos a otro barco, saltaremos a tierra pasando por su proa, descalzos y molestando lo menos posible.
Si en una maniobra hay que separarse del barco vecino empujándolo, nunca lo haremos sobre los candeleros, buscaremos sitios más sólidos (jarcia, regala…).

En caso de ser invitados a otro barco, lo correcto al llegar es llamar dando golpes en el casco y esperar a que se nos invite a subir.
No fregar estando fondeados en una cala si tenemos vecinos cerca, y si usamos el WC no está de más comprobar que no hay nadie bañándose cerca del barco. Nos descalzaremos siempre que subamos a cualquier embarcación.

Cuando bajemos a tierra en auxiliar a motor procuraremos no pasar cerca de otros barcos o bañistas, especialmente en horas de descanso.
Y si hay duda de cómo debes actuar en cualquier otra circunstancia, consultar siempre con el patrón.

COMPAÑEROS

Ni que decir tiene la importancia de los compañeros de travesía, debemos ser personas tolerantes, estar dispuestos a colaborar en las tareas cotidianas, olvidar los problemas en casa, habida cuenta que la convivencia será estrecha, y tener muy en cuenta las limitaciones de la vida a bordo en un velero.

Una buena planificación es esencial para una feliz travesía. Comenzando por la zona de navegación elegida y la meteorología de la zona, del régimen de vientos predominantes, altura de las olas y corrientes en la época de nuestro viaje.

EL PATRÓN

Las condiciones meteorológicas pueden originar cambios en el programa, con variaciones en el mismo a criterio del patrón, primando en esta decisión las condiciones de seguridad de la tripulación y la embarcación.

La ruta a seguir durante la navegación por la costa es flexible y dependerá siempre de las condiciones meteorológicas y los intereses de los participantes. El patrón tiene siempre la decisión final sobre el itinerario en función de tiempo disponible, condiciones meteorológicas, estado del mar, etc. Teniendo siempre como premisa la seguridad de la embarcación y de la tripulación.

La tripulación consta de un patrón de habla hispana, navegante y conocedor de la zona, con el que habitualmente se colabora en las tareas de navegación y que tiene a su cargo la organización a bordo para el buen funcionamiento de la travesía, así como de un marinero en función de la eslora del velero y bajo criterio del patrón y/ú organización para las ayudas pertinentes en la realización del viaje.

El patrón gobierna la embarcación, y decide además de la ruta a seguir, la posibilidad o no, de realizar determinadas maniobras, fondeos, etc..

Al iniciar la travesía, el patrón dará una serie de instrucciones relativas a la seguridad de todos en el velero así como de la organización en el mismo.

La embarcación y el equipo debe dejarse en correcto estado al desembarcar ya que al finalizar la travesía y realizarse el check out, si existiera algún desperfecto, correría a cargo de los participantes.

COMO HACER LA BOLSA DEL EQUIPAJE

La oferta de actividades náuticas es muy amplia, por lo que las necesidades de equipación y seguridad son muy variadas. En primer lugar debemos decir que en el mar, la mejor medida de seguridad es el sentido común y la prudencia.

A continuación te describimos algunos de los elementos básicos que necesitas llevar para disfrutar de tu actividad.

CREMAS PROTECTORAS

Es mucho más importante de lo que la mayoría de gente piensa. En el mar estamos sometidos a la acción constante del sol, del viento y del agua salada. Durante la navegación no somos conscientes de la radiación que recibimos, a causa de la sensación refrescante de la brisa. Hay que hidratarse adecuadamente y utilizar cremas protectoras con un factor de protección elevado.

GAFAS DE SOL

Es útil llevar las patillas de las gafas sujetas por una cinta de goma por detrás del cuello, para evitar que caigan al agua y no las podamos recuperar. Hay que utilizarlas aunque el día esté nublado. Lo ideal: que sean flexibles, anti reflectantes, polarizadas y anti choque.

CALZADO NAUTICO

Si vas a subir a una embarcación, mejor que sea transpirable, ligero y que tenga suela antideslizante para no dejar marcas en la cubierta del barco (suela blanca). Para la mayoría del resto de actividades no es necesario un calzado específico puesto que se puede realizar descalzo si bien unas chanclas en más de una ocasión nos servirán.

BOLSA DE EQUIPAJE

CREMAS PROTECTORAS

Es mucho más importante de lo que la mayoría de gente piensa. En el mar estamos sometidos a la acción constante del sol, del viento y del agua salada. Durante la navegación no somos conscientes de la radiación que recibimos, a causa de la sensación refrescante de la brisa. Hay que hidratarse adecuadamente y utilizar cremas protectoras con un factor de protección elevado.

GORRA

También con una cinta para que no se la lleve el viento. Mejor con visera rígida y arqueada, lo suficientemente grande para dar la protección adecuada.

JERSEY

Si vas a salir al mar, te recomendamos que lleves un jersey, nos ayudará a no pasar frío por las noches. En el mar refresca más que en tierra. Un navegante que pasa frío, no disfruta y es más sensible al mareo.

ROPA VARIADA

Incluso en verano puede ser desagradable permanecer mucho tiempo mojado. En un barco, una chaqueta de agua transpirable ó corta-vientos nos protegerán de la humedad y los rociones. Debe ser cómoda y no dificultar los movimientos. Un par de bañadores, toalla de baño y varias camisetas. Ropa para la calle (una ó dos mudas) Chándal u otra prenda cómoda que abrigue un poco no estará de más.

MOCHILA

Acuérdate de llevar una pequeña mochila para los momentos que desembarcáis. (Se suele olvidar con frecuencia)

SEGÚN TUS GUSTOS

Nosotros te recomendamos llevar, gafas de buceo, tubo y aletas, disfrutarás a diario del entorno. Un libro, un Mp3 con tu música y algún juego de grupo siempre vendrán bien. Prepara tu cámara de fotos, imprescindible, te proporcionará unos recuerdos sensacionales.

IMPORTANTE

Debido a la limitación de espacio en el velero, no traigas maleta rígida y/ó con ruedas, sólo bolsa de deporte ó viaje que se pueda plegar. No te olvides de preparar un mini-botiquín, con cuatro cosas básicas, siempre es bienvenido, sobre todo si ocasionalmente tomas algún medicamento. Elementos para el aseo personal.

UN CONSEJO DE AMIGO

No puedo evitar hacer una mención especial y recordaros con todo el cariño que vais de vacaciones, que los veleros- catamaranes sufren constantes y pequeñas averías. Procura no establecer una cadena de quejas, conflictos y reclamaciones ni a bordo ni con empleados de puertos, ya que ellos están para ayudarnos y no actúan de mala fe, por lo que si surge una complicación, solicítala con cariño, educación, comprensión y paciencia, obtendremos una mejor, rápida y eficiente respuesta.

PREGUNTAS FRECUENTES

Hemos recogido algunas de vuestras inquietudes a la hora de reservar una travesía en velero y lo entendemos perfectamente. Si tienes alguna duda que no figura a continuación, nos gustaría saberlo y así darla a conocer al resto de clientes y amigos….. ¡¡ cuenta con nosotros !!

¿ CUÁNTO ME VOY A GASTAR DURANTE EL VIAJE ?

Durante la semana te gastarás, además del precio del viaje, que ya habrás pagado previamente, una cantidad de 10 €/día/persona aprox. en concepto de bote para comida y bebida, ya que en nuestras travesías a Ibiza-Formentera el gasoil va incluido en el precio y es habitual fondear en alguna cala protegida, con lo que evitamos el gasto de amarres (aunque por una pequeña cantidad y en función del consumo conviene amarrar en puerto al menos una vez para recargar baterías, agua y disponer de una buena ducha). Luego ya dependerá de cada uno si queréis realizar algún tipo de actividad en tierra, como cenar en un restaurante o comer una rica paella, alquilar una moto ó tomar unas copichuelas. Para otros destinos o puertos base consultar qué incluye y qué no el precio.

¿ PUEDO UTILIZAR MI TELÉFONO MÓVIL ?
Puedes traértelo. Tendrás cobertura durante casi toda la travesía, aunque recuerda que sólo podrás recargar la batería cuando estemos en algún puerto, que es cuando tendremos 220W de corriente.

¿ TENGO QUE HACER LO MISMO QUE EL GRUPO ? Evidentemente en tierra hay libertad para hacer lo mismo que el grupo o no, pero siempre hay que hacer caso al patrón , y estar en el lugar y la hora indicada para asegurarnos los tiempos estimados.

¿ HASTA CUÁNDO PUEDO HACER MI RESERVA ?
No tenemos una fecha establecida, pero cuanto antes lo hagas mejor, porque podrás asegurarte tus vacaciones de verano. Recuerda que las Islas Baleares atraen gran cantidad de público sobre todo en fechas estivales.

¿ ME VOY A MAREAR ?
Se marea menos gente de la que se cree, aunque en muchos casos es psicológico. De todas formas en caso positivo, te puedes tomar unas pastillas anti-mareo preferiblemente con cafeína, o ponerte las pulseras anti-mareo, que son tremendamente efectivas.

COMIDAS Y BEBIDAS

Las comidas y las bebidas no están incluidas en el precio, así como tampoco las del patrón y marinero. Se recomienda hacer un fondo común antes de la salida para cubrir los amarres (si en algún momento decidierais amarrar en puerto ya que, salvo especificación, no están incluidos en el precio) consumo de carburante (en función de travesía se especifica si se incluye o nó) y comprar la alimentación base para cocinar (sal, aceite, arroz, pasta, azúcar, nescafé, galletas, tostadas, algunas latas, bebidas embotellas, picoteo, ensaladas, etc.,, material de limpieza, papel de cocina y WC ) La tripulación os encargaréis de la organización de las compras. Los alimentos perecederos es aconsejable irlos comprando sobre la marcha durante las paradas. Habitualmente, se desayuna y se almuerza en el barco, excepto cuando se atraca en puertos, donde se puede degustar la variedad de la cocina local ó en función de vuestros intereses y posibilidades.

¿ CÓMO ES LA VIDA A BORDO ?
Para una agradable convivencia en un velero, es necesario el orden, la limpieza y sobre todo el estar dispuesto a ayudar y participar en todo momento. Intentaremos hacer uso racional de las baterías y del agua. Evitando dejar luces encendidas y malgastar agua dulce en consumos innecesarios, ya que esto nos obligaría a ir a puerto a repostar con más frecuencia de la debida. La organización de tareas en el velero, tanto náuticas como domésticas, serán distribuidas entre toda la tripulación, de forma consensuada y rotatoria. Las tareas domésticas se organizan entre los participantes en la navegación (quedan excluidos de ellas patrón-marinero). No es obligatoria la participación en las tareas de manejo del barco, aunque éstas terminan siendo uno de los atractivos del viaje. Las plazas corresponden a cabinas dobles, (además de en las ocasiones que también se ocupan las plazas de sofá-cama en salón si el velero estuviera habilitado a tal efecto) que deben ser ocupadas por dos personas, compartiendo los espacios para estiba y responsabilizarse de su orden y limpieza. Todo ello siempre con el mayor ánimo de colaboración.

¿ DISTANCIAS ?
La distancia es un factor muy a tener en cuenta a la hora de elegir el itinerario. Cuando uno mira un mapa o una carta náutica, parece que todo está próximo y que todas las islas Baleares se pueden visitar en una sola semana. Parece que saliendo de Denia, en un breve paseo, llegamos a Ibiza y que al día siguiente podemos llegar a Mallorca. Esto no es así, aunque las islas Baleares sean pequeñas, las distancias en el mar, medidas en millas, son lejanas, transcurren lentamente. La velocidad media de un velero viene siendo de 6 nudos, es decir que, no llega a los 12 km/h.

¿ ATRAQUES DIFERENTES ?
No podemos asegurar que siempre vayamos a tener atraque garantizado, aún poniéndolo en la ruta, porque en verano hay muchos barcos en las Baleares y pocos puertos. En caso de no tener atraque en el puerto, fondearemos en alguna cala protegida ó en la bocana del puerto correspondiente y bajaremos con la embarcación auxiliar.

*Estas informaciones y consejos son a título informativo y están sujetas a posibles cambios y modificaciones.